lunes, 6 de agosto de 2007

Una gloriosa tarde de TEG

El domingo nos juntamos a comer un asado en la casa de Pau con unos "colegas del curro". Después de comer en forma abundante y haber matado algunas botellas, apareció el esperado tablero de TEG, en su versión "La revancha".

Como eramos ocho, y algunos no conocían bien el juego, formamos cuatro parejas hombre-mujer de la siguiente forma:
  • Rojo: Gaby y Gus
  • Verde: Rocío y Pau
  • Amarillo: Mariana (Grilli) y Pablo (Panete)
  • Negro: Vale y yo
La partida fue larga, como suele suceder en este juego, y muy entretenida. Después de varios turnos donde la suerte no nos ayudó a cumplir nuestro objetivo (dos turnos seguidos de nieve, seguidos de uno con fronteras abiertas) la "peste negra" cumplió su objetivo en el último turno pactado. Llegamos con el tiempo justo pero de forma contundente.

La partida fue bastante peleada, y en ningún momento hubo un dominante absoluto, aunque los rojos estuvieron a un paso de dominar Europa (todavía no entiendo por que se descuidaron), y al final los verdes hicieron una carnicería en latinoamerica.

La victoria no fue fácil. En el último turno teníamos la olbigación de conquistar los dos territorios que nos faltaban en América del Norte, y dos países de Europa. Europa no fue complicado porque venía de una saga de combates sangrientos que dejaron muchos países con las defensas bajas. Como dice el refrán: a río revuelto, ganancia de pescadores. :)

La que nos complicó las cosas al final fue la teniente Grilli con su ejercito de temibles grillos Californianos. Estaban rodeados por ordas de morochos, y aguantaron hasta que solo nos quedaban dos tropas para atacar. En el momento adecuado la suerte, o mejor dicho la increíble habilidad de Vale con los dados, nos volvió a acompañar y logramos conquistar nuestro objetivo en el último turno de la partida.

En cuanto a las habilidades "dadisticas", cabe destacar la performance de Gaby y Vale. Increíble la cantidad de seis y cinco que sacan estas niñas. Una batalla entre Gaby y Vale nos dejó a todos boquiabiertos (corrijanme si le pifio a los numeros), Gaby atacando y Vale defendiendo:

Primer Ataque: Gaby: 6-5-5, Vale: 6-5
Segundo Ataque: Gaby: 6-5, Vale: 6-6

Nunca había visto una batalla con armas tan grueso calibre. :O

En un momento, Panete "el astuto" intentó una treta que casi le sale bien: apareció con su botella de whisky. Me di cuenta que algo iba mal cuando dejó la botella al lado mío, pero él ni siquiera amagó a servirse un trago. La vieja táctica de embotar los sentidos del enemigo... no muchacho... no voy a caer tan fácil. Me quedé con las ganas del whisky, pero con el sabor de la victoria ;)

Bueno, espero que se repita este tipo de reuniones, la pasamos muy bien y quedamos a la espera de las fotos. Mientras tanto sigo leyendo mis apuntes de estrategia para la revancha :)

PD: Por supuesto que si no hubieramos ganado, este post no existiría. :P
Publicar un comentario