lunes, 8 de octubre de 2007

CaFeConf 2007

Hace rato que no escribo nada, así que aprovecho para escribir algo sobre las charlas que fui a ver al CaFeConf 2007. Si, seguramente ya leyeron algo sobre esto, y no soy el primero, pero algo es algo.

Mi visita a la conferencia comenzó el día sábado, ya que el viernes tuve que laburar. Como hace rato que no programo nada importante en Python (como lo extraño... ) por la mañana asistí a dos presentaciones de la gente de PyAr:
  • PyWeek: Un juego en siete días - Una charla muy entretenida sobre la experiencia de los grupos pythoneros de Capital y Córdoba en la competencia PyWeek, donde el objetivo es desarrollar un juego en sólo siete días. Cada vez que escucho algo sobre el tema me dan ganas de participar, pero cuando llega el momento siempre surge algo que me lo impide.... (cobardía quizás?). Felicitaciones a los integrantes de todos los equipos que participaron, y que nos hacen quedar tan bien en el exterior. Para los que todavía no conozcan Python... bueno... que les puedo decir... es hora de salir de la cubetera :) Deberían ver la calidad de los juegos que hicieron, y sólo en siete días. Pueden ver los resultados de las competencias y descargar los juegos desde el sitio de PyWeek.
  • Python más rápido que C - Esta charla me encantó. Felicitaciones a Lucio y Facundo, hicieron un trabajo muy interesante tratando de comparar que tan lento es Python al lado de C, arriesgándose a ser lapidados por herejía. Algunas conclusiones fueron muy interesantes y la charla fue por demás entretenida. Fanáticos de C, abstenerse ;)
Al mediodía me fui a comer con Marcelo y un amigo de él. La pasamos bien charlando sobre... si... informática, trabajo... lo de siempre. A ver si nos ponemos las pilas y hacemos algo sobre las experiencias con Python en procesos de misión crítica. Después de comer estuve charlando un rato con Alecu, y me quedó pendiente presentar a Marcelo al resto del grupo de PyAr, pero se me escapó y cuando lo volví a encontrar era tarde.
Después de navegar un rato por internet, leer un par de mails y todas esas cosas que uno hace compulsivamente cuando hay wi-fi disponible (como si no tuviera suficiente internet durante la semana), volvía a las charlas:
  • Modelos de negocio con Software Libre - Una charla bastante interesante de Román Gelbort (el profe) sobre las posibilidades de montar un negocio en base al software libre, y de yapa unos cuantos consejos muy útiles, más que nada para los técnicos como yo que nunca pensamos en las betas comerciales.
  • Aulas libres - La Universidad y el bien común - Esta charla para mi fue casi obligatoria, ya que tiene mucho que ver con el tema de la tesis que estoy preparando (si, todavía no me recibí, y que?). Por momentos Franco Iacomella estaba un tanto nervioso... y no era para menos: se salía de la vaina para decir un montón de cosas que tuvo que recortar sino le iban a cortar la luz... jeje.
  • ¡Liberemos las Universidades! - Segunda charla obligatoria para mí, más que charla fue una reunión de presentación de alumnos y profesores de diferentes casas de estudio que están involucrándose con el software libre. Lamentablemente, sacando un par de excepciones, todo se hace a pulmón por parte de alumnos y profesores, nada a nivel institucional. Es increíble que las Universidades prioricen pactos comerciales a la educación abierta... pero bueno, estamos en Argentina. Si en tu Universidad hay un grupo de entusiastas del Software Libre, pegate una vuelta por la página de Gleducar, ahí van a encontrar una lista de correo de Universidad Libre.
Esa fue la última charla, que fue seguida de un poco de cotorreo generalizado en el hall del 2do subsuelo. Conocer a algunos que no conocía personalmente, posar para una foto de Ubuntu-ar (no se olviden de gimpearme ;).

Por último, el cierre... espectacular el Sr. Pingüino jaja... aunque me parece que tiene que hacer un poco más de ejercicio porque daba la sensación de que le faltaba un poquito el aire... ;) En el cierre se sortearon unos cuantos libros muy interesantes, pero con la suerte que tengo no me gané nada. Es más, cuando revolearon gorras y remeras, una gorra me cayó en la cabeza, y el de al lado me la manoteó... por favor... abstenganse de comentar al respecto.

Cerrando, aunque no pude ir el viernes a un par de charlas que me interesaban, la pasé bien. Me dió la sensación que este año hubo mucho más gente que el año pasado, pero puede ser porque era sábado. De todas formas, mis más sinceras felicitaciones a todos los que colaboraron en la organización del evento... son unos grosos.

PD: Me olvidaba... Los muchachos de PyAr tenían un pare de OLPC par probar... muy interesantes los bichitos. Ya se que están orientadas a los niños pero me sorprendió que sean tan chiquitas... y yo que quería una para mi.. :)
Publicar un comentario